Llegar a la música por el camino de las palabras...

jueves, 23 de junio de 2011

Falso amor de plástico

"She tastes like the real thing my fake plastic love" (Radiohead, Fake plastic trees)

En un mundo materialista, en la Tierra del plástico, ella se enamoró de él, de un hombre de poliéster que solía dedicarse a la cirugía en los años 80.

Él se vendió como un ser perfecto, con una dentadura de blancos dientes y una melena dorada cuidadosamente peinada, el sueño de cualquier adolescente. Era, sin duda, el mejor producto que podía adquirirse en el mercado, tenía una gran fortuna en sus bolsillos y albergaba un futuro absolutamente dichoso para cualquier joven.

Supongo que ambos acabaron por gustarse. Y como todo amor correcto, se casaron, compraron una casa en Canary Wharf, tuvieron hijos y todo salió a pedir de boca, gracias a esta fantástica sociedad de capitalismo y consumismo. Pero un día la consciencia llegó hasta él. Sus preciosos hijos no paraban de pedir y pedir; y él no paraba de trabajar y trabajar; y su mujer, de gastar y gastar en maravillosos vestidos que no verían la ocasión de ser estrenados.

Fue entonces cuando el cansancio comenzó a reflejarse en su rostro y empezó a chillar, a gritarles a todos, a su perfecta familia. Se desmoronó, se consumió...
Deseó echar a correr, atravesar el techo volando, abandonarles a todos y salir de este mundo. Quiso morir pero no pudo.

Él había sido el primero en venderse y ella se había creído que su falso amor de plástico era auténtico. Ahora no puede abandonarla, pero tampoco puede evitar lo que siente, está harto de todo, está cansado de ella.

Y eso le consume, y eso le consume. Si pudiera ser siempre quien ella quiere que sea...

V

5 comentarios:

  1. es una lastima que la historia que aqui reflejas, sin importar cuan perfectop se cre ser, seda en todos los estratos de la sociedad, consumiendo un lugar fundamental de todo desarrollo, el cariño real que pueden entregarte quienes contigo crecen, sueñan y viven.

    un lindo texto, que ilustra muy bien la canción...^^
    un placer como es la bella costumbre.
    leonard.

    PD: el chico ahora vive en un departamento a unas cuatro o cinco manzanas del lugar, pero creo un trayecto mientras viaja a la universidad que lo obliga, deseosamente, a pasar por aquel umbral, añorado.^^

    ResponderEliminar
  2. Desgraciadamente los amores de plástico abundan más de lo que debieran. Pero tus palabras han sabido plasmarlos a la perfección.

    Un beso, bonita.

    ResponderEliminar
  3. Por eso espero que se acabe pronto el petróleo. A ver con qué construyen sus falsos amores entonces. El amor se confunde con demasiadas cosas... Como siempre, gran V.

    Un abrazo

    Paramédico

    ResponderEliminar
  4. Hay personas que no están preparadas para la monotonía y mucho menos para mantener una perfección que en sí ya de plástico; y huyen con todas sus fuerzas porque eso sí que les mataría.

    ResponderEliminar
  5. Hola , me gusta mucho tu blog , y ya hacía tiempo que no te comentaba , pero veo que nada a cambiado , sigue igual de estupendo. Me gusta mucho!
    Te espero por mi blog , he hecho una nueva entrada, espero que te guste! Comenta porfa!!
    http://uncoeurbrise.blogspot.com/
    un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar

Escribe palabras para poder llenar este vacío pentagrama.