Llegar a la música por el camino de las palabras...

lunes, 24 de octubre de 2011

Dulce anhelo amargo

"A thousand miles seems pretty far but they've got planes and trains and cars... I'd walk to you if I had no other way." (Plain White T's, Hey there Delilah)

Fuera de lugar, a veces me sentía fuera de lugar, viviendo una vida que en ocasiones sabía amarga, a la que le faltaban aquellos caramelos de fresa intensa que mi abuelo solía darme cuando era pequeña. 

Sabía exactamente cuál era el sitio en el que deseaba estar en ese preciso momento, pero no podía ir hasta allí. Quizá por aquel gran objeto tan pesado llamado “responsabilidad”, que cierto día me habían cargado a la espalda; quizá tan solo por miedo. Lo ignoraba, pero no sabía cómo desprenderme de ellos. Y sin embargo, tenía claro que no deseaba seguir aquí, no en ese instante, porque ese instante siempre lo tenía. No, ese día quería estar ahí, ahí donde él estuviera... Y aunque no podía, sabía que era yo la que debía llegar hasta él. Se lo debía. 

No obstante, por mucho que me gustase el “allí”, realmente no era mi sitio. Aquí lo tenía todo. Y fuera del todo estaba lo que anhelaba. Aquel anhelo me producía escalofríos, me hacía temblar y llorar de emoción, me robaba carcajadas a más velocidad de lo que podría haberlo hecho la luz, sacaba la parte que más me gusta de mí misma, me brindaba confianza, me hacía pensar e, inevitablemente, despertaba mi deseo; aquel amargo anhelo me recordaba la dulzura de un buen caramelo de fresa. Y al no tenerlo se me secaba la boca; y al tenerlo se me hacía agua, incluso con su amargura.

Quizá ni siquiera era un caramelo de fresa, más probable es que fuera de café, el verdadero sabor de los caramelos de mi abuelo, pero aun más probable es que no tuviera ninguno de estos sabores, sino el suyo propio, ése que le hacía único, el que me dirigía a él en cada pensamiento, el que de verdad anhelaba, el que me estaba volviendo loca. Sí, no cabía duda, era ese sabor, ese sabor amargo que conservaba su dulzura.

V

Compón tu sinfonía

Publicar un comentario

Escribe palabras para poder llenar este vacío pentagrama.