Llegar a la música por el camino de las palabras...

miércoles, 7 de diciembre de 2011

Aferrada al mástil

"Yesterday I heard the rain whispering your name, asking where you'd gone, it fell softly from the clouds on the silent crowds..." (Yesterday I heard the rain)

Desvelada, asediada por el contexto, atada de pies y manos al conformismo, incapaz de mover montañas que podrían cambiar el destino. Aferrada al mástil de la sociedad, navegando entre lágrimas. Un rumbo fijo imposible de alzcanzar, una brújula que dejó de girar cuando le señaló a él como norte.
Velas que no consiguen frenar el amargo viento, una marinera mareada por el vaivén de los sentimientos. Un futuro tirado por la borda. Tormenta de sueños por su boca, sus manos, sus ojos...
Seductoras sirenas que le piden con voz melodiosa continuar con la Odisea. Tripulación cansada, triste, con ganas de volver a casa, ganas de dar la vuelta. Marinera enamorada. Y sigue sin haber tierra a la vista.


De repente un buque de guerra emerge de las profundidades, herido a cañonazo limpio, tocado y hundido, que hoy parece querer volver a ponerse en marcha. Navega en sentido contrario. Produce otra tormenta, de desolación, de angustia, de ausencia, de falta de labios, de cálidos dedos, de iris turquesa...
Y así sin más, a la deriva, marinera sonriente llena de infelicidad. Bucándolo todo a cambio de nada, siguiendo una flecha, sin llegar jamás a tierra, incapaz de hacer nada, aferrada al mástil.

V

1 comentario:

  1. Me ha recordado a un libro que leí hace mucho tiempo. Pero no recuerdo cual.

    Besos.

    ResponderEliminar

Escribe palabras para poder llenar este vacío pentagrama.