Llegar a la música por el camino de las palabras...

jueves, 7 de junio de 2012

Dormir o no dormir, ésa es la cuestión

"Ésta es tu última oportunidad. Después, ya no podrás echarte atrás: si tomas la pastilla azul, fin de la historia, despertarás en tu cama y creerás lo que quieras creerte; si tomas la roja, te quedas en el País de las Maravillas y yo te enseñaré hasta dónde llega la madriguera de conejos." (Matrix

Es extraño, los sueños son extraños. En ellos se mezclan gotas de perfume de realidad con elevadas dosis de mentira. De repente te encuentras en un lugar que hacía años que no pisabas, con personas que ves cada día, pero también con aquellas de las que te separan kilómetros y kilómetros e, incluso, con aquellas que llevan meses habitando el cielo. Y ahora están aquí, contigo, en tu mente, puedes bailar con ellas, les puedes dar la mano, besar y hasta penetrar más allá de ellas. Y las sientes, las sientes como reales.
Ahí estás, te lo crees y te gusta lo que ves. Cuando despiertas y ves que en verdad tu mundo es aburrido y no ocurrirá nada de aquello, te descubres pensando en tomar la pastilla azul de Matrix.
Te puede el deseo, el desnudarte en sueños y no sentir complejos, redescubrirte a ti mismo más perfecto, y encontrarte en el otro. Anhelas ver su rostro una vez más, solo una, y que te sonría, y saber que esa sonrisa es solo tuya, que no tiene a nadie más a quien dedicársela... porque tú eres el dueño de ese mundo. Eres una especie de Dios que mueve los hilos inconscientemente, un Dios tumbado con los ojos cerrados, pero que igualmente respira, sufre, gruñe, llora, grita, se excita, se mueve y se retuerce, clavando las uñas en una almohada blanca.

A pesar de todo lo que puedes tener en ellos, enseguida los olvidas, jamás te satisfacen, son en evidencia una separación de cuerpo y alma, de cuerpo y mente, si se prefiere. Son fruto de un subconsciente y en él mismo se pierden. 
Cuando miramos atrás, en el fondo solo queremos ver verdad, auténticos besos, auténticas sonrisas... hechos, palabras, sentimientos en los otros no creados por nosotros mismos. Deseamos la pastilla roja, siempre la roja, por mucho que duela, por mucho que cueste llevar a este mundo lo que obtenemos en el otro con solo cerrar los ojos.
Somos complicados y nos gusta serlo, o quizá no, quizá solo queremos ser felices, felices de verdad, fuera del engaño.

V

5 comentarios:

  1. "...felices de verdad, fuera del engaño.."...creo que el mayor engaño, es creer que la felicidad es eterna, somos dosis diarias de pastillas de colores, algunas medicadas, otras tomadas por diversión o curiosidad, creo que la clave es seguir tragándolas aunque no se tenga agua y duela la garganta, ya que de una u otra forma nos hacen bien.^^..
    un agrado de leer y reflexionar, Como estas?...espero muy bien.... Cuídate mucho, un beso preciosa.

    ResponderEliminar
  2. Así que me quieres mostrar el país de las maravillas? Permíteme un momento, que mis sueños tienen más placer y locura. No pido tu realidad, pido la mía. Sustituyo esta contruccion mental de alucinaciones masivas por mi mundo, donde te beso, abrazo, me dejas, vivimos, morimos, renacemos. Y jamás caemos lejos de nosotros. Pero sobre todo, estamos húmedos.

    ResponderEliminar
  3. ¡Este blog es increíble! Adoro tu manera de escribir, me parece muy original y única...Te sigo, creo que no hace falta decirlo. Espero poder volver pronto a leer entradas tan interesantes como ésta. Un besazo!!

    ResponderEliminar
  4. No en todos los sueños somos dioses, al menos no en mi caso. Muchas veces me veo en situaciones en que no distingo apariencia y realidad. Algunas veces reparo en que estoy soñando y me despierto, y me alegro o me disgusto. En fin, los sueños, sueños son. Espero que tú consigas ver parte de los tuyos en la realidad.

    Un abrazo

    Paramédico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues llevas toda la razón del mundo, más que dioses, muchas veces solo somos marionetas.
      Gracias, te deseo lo mismo.

      V

      P.D. He sufrido un flechazo con "En solo un segundo", incluso parece que viene al caso.

      Eliminar

Escribe palabras para poder llenar este vacío pentagrama.