Llegar a la música por el camino de las palabras...

domingo, 2 de junio de 2013

El motor de una locomotora

"Las que conducen y arrastran al mundo no son las máquinas, sino las ideas." (Victor Hugo) 

El motor de una locomotora, éste son las ideas, que mueven y arrastran al tren por sus vías, dejando ver a través de sus ventanales los paisajes y personas que van quedando atrás, haciéndose eco del pasado. Y por delante siempre una generación futura, un nuevo amanecer dibujado a base de pinceladas que parecen unas veces querer sonreír y otras llorar en forma de precipitaciones, tornándose los vivos rostros miserables.

Si hoy gritan comunismo, mañana capitalismo. Pasamos por el pueblo de la república, haciendo un peaje en monarquía y el guardagujas no sabe si elegir ateísmo o religiosidad. Mas al final siempre se decide y el chucu-chu llega a oídos de los viajeros que se alegran o indignan con su elección. Y así, poco a poco, a través de los siglos, el mundo va llenándose del vapor que la máquina desprende, agotándose en ciertas ocasiones inevitablemente su combustible, dejando a sus viajeros desamparados, sin nuevos lugares que mostrar, sin nuevas ideas que aportar.


Empero nos levantamos y acabamos tomando las palas, cargando con el carbón y arrojándolo a las calderas. Porque siempre, perpetua e impereceredamente, salimos y saldremos adelante, renovando el motor de esta esquizofrénica locomotora que nos muestra su particular visión del mundo.

V

1 comentario:

  1. Bonita metáfora. Ciertamente la locomotora es esquizofrénica (y algunos pasajeros ni te cuento).

    Un beso

    Paramédico

    ResponderEliminar

Escribe palabras para poder llenar este vacío pentagrama.